LLÁMANOS

93 231 12 16

HORARIO

Dill.-Div.: 8.30h - 20.00h.

RESERVA TU CITA >

Tu sonrisa perfecta a un solo click

LLÁMANOS

93 231 12 16

HORARIO

Dill.-Div.: 8.30h - 20.00h.

RESERVA TU CITA >

Tu sonrisa perfecta a un solo click

Diferencias entre limpieza dental y curetaje

La limpieza dental y el raspado radicular o curetaje son tratamientos dentales que normalmente se confunden entre ellos, ya que ambos tienen como objetivo común eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulado. La gran diferencia está en la profundidad con la que se realiza una técnica u otra.

La solución a la gingivitis y a la periodontitis

La gingivitis es una inflamación de las encías provocada por la acumulación de placa bacteriana en la superficie de los dientes. Si no se elimina, esta placa se endurece, convirtiéndose en sarro. Esto provoca que aumente su rugosidad y que las bacterias se adhieran con más facilidad.

Si la gingivitis no se trata de manera periódica puede avanzar hasta convertirse en periodontitis, afectando así a los tejidos de soporte de los dientes. Es un proceso lento que muchas veces pasa desapercibido y no causa dolor. Por eso, es muy importante visitar al dentista regularmente para poder detectar este problema lo antes posible.

La periodontitis hace que la encía se vaya separando del diente progresivamente, creando las llamadas bolsas periodontales, que provocan la acumulación de placa bacteriana sobre las encías. Por eso, si no se trata y en estados más avanzados, puede provocar la movilidad e incluso la caída del diente.

La limpieza dental se realiza para eliminar el sarro supragingival (aquel que queda sobre la encía). En cambio, cuando el sarro se presenta debajo de la encía, es necesario realizar una limpieza más profunda llamada curetaje o raspado radicular.

¿Cómo se realizan la limpieza dental y el curetaje?

El periodoncista, mediante un aparato de ultrasonidos y unos instrumentos llamados curetas, eliminará el sarro para que la encía pueda desinflamarse y adherirse de nuevo a los dientes. El raspado se suele hacer con anestesia, por cuadrantes y, a veces, se complementa con un tratamiento antibiótico para controlar las bacterias que predominan en la enfermedad periodontal.

Después de esta primera fase de eliminación de la placa y de los tejidos degenerados, se pasará a una etapa de mantenimientos en la que, de manera periódica, se controlarán las encías para que no vuelvan a presentar el mismo problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat WhatsApp